Guardaespaldas de Alcaldesa Fronteriza Encarcelados por Posesión de Armas

Breitbart Texas viajo a los estados Mexicanos de Tamaulipas y Coahuila para reclutar a ciudadanos periodistas dispuestos a arriesgar sus vidas para exhibir a los carteles que amordazan a sus comunidades. Los escritores recibirían una muerte segura a manos de los carteles que operan en esas áreas incluyendo a el Cartel Del Golfo y Los Zetas si no usaran un seudónimo. Breitbart’s Las Crónicas De Carteles serán publicadas tanto en inglés como en su contenido original de Español. Este artículo fue escrito por “J.A. Espinoza” de Matamoros.

MATAMOROS, Tamaulipas – Dos guardaespaldas asignados a proteger a la alcaldesa de esta ciudad fronteriza fueron encarcelados por autoridades federales en relación con cargos de armas.

A principios de esta semana, autoridades federales detuvieron a Oliverio Méndez Olmos y Héctor Alan Sánchez Ramos y los entregaron a la Procuraduría General de la República de México argumentando que los guardaespaldas habían restringido armamento sin las licencias y permisos pertinentes.

Matamoros Bodyguards

La detención se produjo de noche poco después de las 10 p.m. cuando el equipo de seguridad regresaba de escoltar a la alcaldesa de Matamoros, Leticia Salazar, a uno de los puentes internacionales de esta ciudad. Como Breitbart Texas informó anteriormente, Salazar ha sido un objetivo de intento de asesinato y otras hostilidades en el pasado. El gobierno estatal ha tratado de minimizar los ataques contra Salazar. Dado que el Cártel del Golfo continúa operando impunemente en las principales ciudades de este estado, a veces, Salazar ha pasado la noche en Texas.

Después de que el equipo de seguridad había dejado a Salazar en el puente, dos camionetas SUVs blindadas conducían de regreso, pero cuando pasaron por una zona cerca del consulado de Estados Unidos en Matamoros, agentes de la policía federal mexicana detuvieron el convoy “sospechoso”. Las autoridades federales detuvieron el convoy porque las dos SUVs no tenían placas de matrícula, tenían vidrios polarizados oscuros y la única marca era una M azul, que es parte del logotipo de la alcaldesa.

Durante la detención por policías federales, Méndez y Sánchez no pudieron proporcionar alguna credencial que los identificara como empleados de la ciudad o miembros del equipo de seguridad. Los hombres tampoco tenían permisos para las armas que se encontraron en el interior de los vehículos.

Los dos vehículos terminaron en el corralón de la oficina de la PGR, donde uno de ellos fue liberado después. Salazar no ha hecho ninguna declaración pública sobre la detención de los dos guardaespaldas.


Comment count on this article reflects comments made on Breitbart.com and Facebook. Visit Breitbart's Facebook Page.