ARBOLES DE VIOLACION, INMIGRANTES MUERTOS Y LAS CONSECUENCIAS DE UNA FRONTERA ABIERTA

Muchas de las personas más caritativas en EE.UU. piensan que están ayudando a los pobres de América Latina al dejar abierta nuestra frontera del suroeste entre los puertos de entrada, pero no lo hacen. Muchas de las organizaciones criminales transnacionales (cárteles) que operan en Centroamérica y México se estima obtienen un tercio o más de sus ganancias de la inmigración ilegal. En concreto, dos grupos abajo de Texas, los cárteles del Golfo y Los Zetas, se alimentan en gran medida del tráfico y la trata de seres humanos.

La brutalidad de estos grupos criminales, desde la incineración de inocentes en una red de hornos hasta su control casi completo de los gobiernos estatales y locales, es pagada en gran parte por los fondos generados por la inmigración ilegal, un sombrío motor económico que sólo es posible porque nos negamos a asegurar adecuadamente nuestra frontera con México.

Mujeres y jovencitas de Centroamérica obtienen de sus madres habitualmente anticonceptivos o píldoras del día siguiente en previsión de las probables agresiones sexuales que se produzcan en su viaje ilegal a los Estados Unidos.

Estas mujeres a menudo son violadas inmediatamente después de su primera parada, cuando llegan a una casa de seguridad de México, desde Guatemala. De allí son enviadas a la frontera de EE.UU.-México, por lo general a Reynosa, México, inmediatamente al sur de McAllen, Texas. En el proceso de la primera casa de seguridad a la segunda, las mujeres y jovencitas a menudo son agredidas o violadas sexualmente de nuevo por el contrabandista o grupo de contrabandistas, entre los dos lugares. Las agresiones sexuales y violaciones a menudo ocurren de nuevo en la segunda casa de seguridad mexicana de su viaje.

Ellas son entonces poco a poco introducidas a EE.UU. por la porosa frontera y llevadas a una tercera casa de seguridad, en una ciudad fronteriza de EE.UU., por lo regular cerca o en McAllen, Texas. A menudo son agredidas sexualmente o violadas de nuevo por el operador de la casa de seguridad, si se considera atractiva para los criminales que manejan la instalación clandestina. Son resguardadas hasta que el cártel quiere enviar una gran carga de narcóticos a través del Río Grande. El cártel envía entonces una gran carga de seres humanos a través de un área y luego una carga de droga por otro lado.

Una vez que los seres humanos están en Texas, otro traficante a continuación recoge a las mujeres y las jovencitas y las lleva con un coyote en un punto del Highway 281, justo antes del retén de la Patrulla Fronteriza, inmediatamente al sur de Falfurrias, Texas. El punto de control está aproximadamente a 85 millas al norte de la frontera de EE.UU. con México.

 

Arboles de violación

Las mujeres y jovencitas salen del vehículo con su coyote e intentan hacer su recorrido rodeando el punto de control. Muchos de los inmigrantes ilegales detenidos dicen que se les dijo que sería una caminata de 30 minutos y que se les dio un galón de agua para su viaje. La realidad es que la caminata dura generalmente de 3 a 4 días. Es común que el coyote asalte sexualmente o viole a las mujeres en este tramo del viaje también. Estos coyotes suelen quitarle una prenda a la mujer que violan y la amarran fuertemente a un árbol, un árbol-violación.

“Los árboles de violación son una práctica común en esta área”, dijo Daniel Walden, un investigador de la trata de personas y el instructor que fundó un equipo de policías voluntarios que donan su tiempo para ayudar a la patrulla en el Condado de Brooks, que es uno de los condados más pobres de Texas. “Las mujeres son advertidas en México de que probablemente serán violadas y agredidas durante el proceso de tráfico. Es común que las madres den a sus hijas la píldora o alguna otra forma de anticonceptivos antes de enviarlas al norte”.

“El tráfico de personas se trata de que el contrabandista tiene poder y control sobre sus víctimas. Los árboles de violación envían una señal a aquellos que vienen detrás sobre lo que ocurrirá si te sales de la línea. Las mujeres son aterrorizadas hasta la sumisión”, Walden explicó durante una entrevista con Breitbart Texas. “Aunque sólo he visto un árbol de violación personalmente, obtenemos informes desde el interior de los ranchos acerca de ellos, regularmente”.

Rape Tree

Articles of female clothing often left hanging on a “rape tree” as a trophy. (AP File Photo/Eric Gay)

Linda Vickers es una de ellos. Su rancho está situado justo al norte del puesto de control de la Patrulla Fronteriza, al sur de Falfurrias. Estos extranjeros son llevados de contrabando a través de su propiedad regularmente.

“Hace muchos años, solía ver los sujetadores y los pantalones de mezclilla de mujeres colgados en los árboles en nuestra propiedad, pero no sabía por qué”, dijo Vickers a Breitbart Texas en una entrevista el sábado. “Lo sé ahora”.

rape tree

A rape tree discovered on the Vicker’s ranch near Falfurrias, Texas. (File Photo Courtesy of Linda Vickers)

“Es común encontrar no sólo estos árboles de violación, sino condones también”, explicó la ranchera de Texas. “Encuentro que estos árboles de violación y preservativos son preocupantes y es un recordatorio del carácter desagradable de los delincuentes intrusos en mi rancho. Me pone muy enojada”.

Vickers dijo que a menudo le preguntan si se siente segura en el rancho al que ella llama hogar. “No me sentiría si no fuera por mi pistola, mi propio estado de alerta a mi entorno y mis K-9”, explicó. “Estos perros me permiten vivir una vida normal aquí sin miedo”.

La ranchera del sur de Texas relató episodios en su rancho donde encontraron grupos de mujeres y jovencitas. “Estas mujeres y niñas serían agrupadas lejos de los hombres después que fueron capturados los grupos”, dijo Vickers.

Norma and Delia, both from Mexico waiting for Border Patrol agents. (Photo Courtesy of Linda Vickers)

Norma and Delia, both from Mexico waiting for Border Patrol agents. (Photo Courtesy of Linda Vickers)

Ella describió una escena en la que una mujer mexicana llamada Norma había hecho equipo con una niña de 12 años llamada Delia. Ellas no estaban relacionadas, pero Norma había tomado a Delia bajo su mano para protegerla. Las dos se habían separado de sus contrabandistas el día antes de ser encontradas en el rancho de Vicker. “Me pareció muy bien de su parte cuidar de la joven mientras se trasladaban por este peligroso territorio”.

 

Las heridas y cansadas dejadas para morir

Algunas de las mujeres y jóvenes se lastiman; se tuercen un tobillo, se quiebran un pie, o simplemente se agotan y no pueden continuar físicamente. Entonces son dejadas por su coyote para morir y lo hacen a menudo. El condado en el que está el puesto de control de Falfurrias es el Condado de Brooks. Tienen seis agentes patrullando cerca de mil millas cuadradas. Cuarenta y cuatro cuerpos fueron encontrados en el área solo en 2014, con 129 encontrados el año pasado. Algunos son hombres, algunas son mujeres, pero todos fueron dejados para morir después de una lesión o por la incapacidad de mantenerse con el grupo que viajaban.

Salvadoran woman left behind to die because she twisted her knee. (File Photo: Breitbart Texas/Bob Price)

Salvadoran woman left behind to die because she twisted her knee. (File Photo: Breitbart Texas/Bob Price)

Algunos de los inmigrantes ilegales buscan su camino hacia una carretera y son rescatados por la policía, otros no tienen tanta suerte y son encontrados muertos debajo de un árbol, por lo general medio comidos por los buitres y otros animales. Algunas de las mujeres y jovencitas son recogidas por traficantes sexuales que patrullan la zona en busca de presas vulnerables.

“La mujer de El Salvador fue muy afortunada esa mañana cuando la encontramos”, dijo Walden recordando el incidente de 2014. “Primero tuvo suerte de encontrar un camino hacia una carretera en la que pudiera ser descubierta. El terreno todo se ve igual y experimentados excursionistas se pierden en minutos sin ayuda de navegación. La temperatura ese día se elevaba por encima de los 90 grados y el agua es escasa”.

“Ella también tuvo suerte de que fuimos nosotros quienes la encontramos y no uno de los coyotes de tráfico de personas en el área que conducen habitualmente a lo largo de este camino particular”, continuó el agente. “Ellos buscan a mujeres como ella que puedan convertir en esclavas sexuales en una de las ciudades grandes de Texas”.

Las mujeres y chicas jóvenes que tienen la suerte de ser detenidas por la policía a menudo se niegan a hablar de sus ataques hasta mucho después. Muchas de ellas expresan temor por sí mismas o sus familias, ya que los coyotes a menudo las amenazan con matarlos si la víctima habla de ello.

Breitbart Texas fue testigo de primera mano, de las muertes horribles en que cayeron muchos de los viajeros a través de esta región. La foto de arriba es uno de los dos mexicanos que fueron dejados para morir a lo largo del camino después de que llegó a estar demasiado débil para continuar. Después de recibir una llamada al 911 en la oficina del Sheriff del Condado de Brooks, los equipos de rescate de la Patrulla Fronteriza BORSTAR buscaron durante más de un día para encontrar a los dos hombres. El que aparece en la foto de arriba fue encontrado primero. Cerca de 12 horas más tarde, el segundo hombre fue encontrado más adelante en el camino.

Border Patrol removes one of two dead immigrants found in two days in Brooks County. Breitbart Texas Photo by Bob Price

Border Patrol removes one of two dead immigrants found in two days in Brooks County. Breitbart Texas Photo by Bob Price

En la Oficina del Sheriff del Condado de Brooks, el jefe adjunto Benny Martínez no es ajeno a la muerte y el sufrimiento causados por la política de fronteras abiertas de nuestro país. Su pequeño departamento de agentes son rutinariamente enviados a recuperar los restos de las víctimas o recoger a los sobrevivientes. Su pequeño departamento sin fondos suficientes se complementa con los esfuerzos voluntarios como los de Walden y sus agentes voluntarios de la Hermandad de la Frontera de Texas.

“Afortunadamente, gracias a los esfuerzos de nuestros agentes, la presencia de la Patrulla Fronteriza, la ayuda del Estado de Texas, con los Texas Rangers, Troopers del Departamento de Seguridad Pública, y miembros de la Guardia Estatal de Texas, el número de muertes este año es menor”, Martínez dijo a Breitbart Texas en una entrevista. “Hemos trabajado duro para hacer todo lo que podamos con los limitados recursos que tenemos y empujado a las autoridades estatales para enviarnos ayuda. Las vidas salvadas como resultado hablan de lo bien que lo está haciendo nuestra gente”.

Un sinnúmero de agentes de la Patrulla Fronteriza y oficiales de policía del condado de toda la frontera suroeste de mil 994 millas con México, han repetido sus versiones de estas mismas historias. Los viajes y tiempo dedicado por Breitbart Texas en las comunidades fronterizas desde la costa de Texas hasta la costa de California, todos tienen en común que las mujeres y niñas son explotadas de manera similar por los coyotes que las traen a EE.UU. ilegalmente. Existen pequeñas diferencias, dependiendo de la región, pero todos comparten el mismo núcleo: los cárteles mexicanos y los traficantes de personas a quienes rentan las rutas explotan la porosa frontera de EE.UU.-México y la humanidad más vulnerable es siempre la más afectada.

Siga a el Director de Breitbart Texas en Twitter: @BrandonDarby

Bob Price es un editor asociado y escritor político para Breitbart Texas. Siguelo en @bobpriceBBTX 


Comment count on this article reflects comments made on Breitbart.com and Facebook. Visit Breitbart's Facebook Page.